PROYECTOS

Reprogramación domótica KNX en una unifamiliar en Oviedo, Asturias

KNX, Asturias, En tu hogar


Reprogramación completa de la instalación domótica ya existente en una vivienda unifamiliar en Oviedo. El sistema utilizado ha sido KNX.

¿Qué controlamos?

Control de iluminación (on/off y regulable), estores, once zonas independientes de calefacción, seguridad anti intrusión, seguridad técnica (incendio), accesos (portones de garaje), 25 sensores de presencia para iluminación y aviso de intrusión, 49 teclados domóticos, sensores de ventanas abiertas y sensor de luminosidad y temperatura exterior. Control remoto.

Esta casa contaba con un sistema de domótica desde hacía 10 años, pero… nunca había funcionado bien. Hasta el punto de que nuestro cliente nunca había podido disfrutar de una confortable calefacción en su casa. Además de que no contaba con la documentación de la instalación, por lo que tuvimos que rehacer de cero toda la programación de la vivienda.

Conclusión: es muy importante que la programación de la instalación de tu casa la lleva acabo un profesional y que, una vez acabado el trabajo, te entregue toda la documentación generada y, sobre todo, la programación completa de los dispositivos. Exígela, así te evitarás más de un dolor de cabeza…

Detalles y curiosidades

    -  Nuestro cliente tampoco podía controlar su casa de forma remota, así que le incluimos esa funcionalidad y ahora ya puede apagar la calefacción desde el trabajo, abrir el portón del garaje desde el móvil, comprobar si está puesta la alarma cuando está de vacaciones…
    -  La casa ahora cuenta con la funcionalidad de simulación presencia. Las luces y los estores se activan a las horas acostumbradas aunque no estén en casa y así parece que la casa no está vacía.
    -  Cada habitación disfruta de su propia zona de clima independiente, así cada uno puede legir que temperatura quiere en su habitación. Incluso pueden tener siempre apagada la calefacción del hijo que está estudiando fuera y, de paso, ahorrar en calefacción.
    -  El calor nunca se va por la ventana porque, si una se abre, la calefacción de esa zona se apaga automáticamente hasta que se vuelva a cerrar.
    -  Al salir de casa, con un sólo toque en el teclado situado al lado de la puerta, se apagan cómodamente todas las luces de casa. Adiós olvidos de luces encendidas.
    -  Esta instalación es tan completa que hasta se integró en la domótica el funcionamiento de la campana de extracción de humos de la cocina.