PROYECTOS

Domótica KNX en una vivienda unifamiliar en Llanes, Asturias

KNX, Asturias, En tu hogar, Alexa


Domótica en una vivienda unifamiliar en Llanes, Asturias. El sistema utilizado es KNX. También se controla todo por voz, mediante Alexa.

Esta casa se trata de una segunda residencia que sólo se utilizará en época vacacional así que, como la mayor parte del tiempo estará desocupada, a nuestra clienta le interesaba sobre todo tenerla siempre bajo control: con alarma que le avise a ella directamente, con cámaras para poder controlar cualquier incidencia, con control de los accesos para poder abrir la puerta desde cualquier lugar, ya sea a un mensajero o a un familiar…

Pero también quería que la casa contase con todas las comodidades que aporta la domótica porque… nunca se sabe, tal vez el día de mañana pase a ser su residencia principal.

¿Qué controlamos?
                            
Control de iluminación, persianas, 6 zonas independientes de calefacción y 4 toalleros para baños, sensores de presencia, pulsadores convencionales, pulsadores multifunción KNX, pantalla de control central, seguridad anti intrusión, cámaras de seguridad, sensor de humo, electroválvula general de agua, aviso por corte de suministro eléctrico, control de accesos y videoportero. Control remoto desde el móvil o Tablet mediante app. Control por voz, con Alexa.

Detalles y curiosidades

    -  La casa cuenta con varias escenas ambientales generales con vistas a su uso como segunda residencia: escenas como “In mensajería”, “Out mensajería”, “Limpieza”… Pensadas expresamente para cuando llegue un paquete a través de una agencia de mensajería o para cuando viene alguien a limpiar la casa.
Sólo como ejemplo: con sólo un clic en el móvil en la escena “In mensajería”, se abre el portón de la parcela, se abre el portón del garaje y se desactiva la alarma sólo en el garaje (en el interior de la vivienda los sensores de presencia siguen activos para que pueda saltar la alarma en el caso de que alguien entre en la vivienda).

    -  El resto de la casa cuenta con escenas ambientales dirigidas a mejorar el confort en la vivienda (cine, relax, comer, fiesta, desayunar…). Todas las escenas, totalmente modificables por el cliente de una forma muy sencilla desde la app de control de su casa. No nos tiene que llamar en el caso de que quiera hacer algún cambio.

    -  Los pulsadores multifunción colocados por la vivienda cuentan con control gestual. Así, al salir de una habitación, sólo es necesario acercar la palma de la mano al pulsador multifunción que hay al lado de la puerta y todas las luces de la habitación se apagan. ¡Así de cómodo!

    -  ¡En esta casa no hace falta despertador! A la hora de levantarse, en vez de sonar el despertador, se enciende la luz de la mesita y la persiana comienza a abrirse. Cada miembro de la familia programa a qué hora quiere que se active la escena buenos días en su habitación ¡y listo!

    -  En las zonas de paso nunca es necesario encender o apagar la luz porque los sensores de presencia permiten que la luz se encienda según se pasa.

    -  Cada habitación de la casa cuenta con su propia zona de calefacción. Así, cada miembro de la familia decide la temperatura de su habitación y la programación horaria que más confortable le resulta.

    -  Los baños disponen de su radiador toallero con su programación horaria desde app, de forma que esté encendido a la hora de la ducha.

    -  Los pulsadores convencionales para controlar luces y persianas se han diseñado con doble función. Por ejemplo: una pulsación corta enciende y apaga una luz, pero una pulsación larga del mismo activa un ambiente.

    -  Desde la pantalla de control central situada en el salón se puede controlar todo, todo. Desde las escenas ambientales, hasta la calefacción, alarmas… el videoportero… ¡Todo!

    -  El videoportero se puede controlar con el móvil. Cuando alguien llama al videoportero, la casa avisa al móvil, estés donde estés. Así que es posible comunicarse con la persona que llama a la puerta, aunque no haya nadie en casa e incluso dejarle entrar (si te fías de esa persona, claro).

    -  No es necesario llevar siempre encima el mando para abrir el garaje, se puede abrir fácilmente desde el móvil. Además, en cuanto se abre el portón de la finca porque alguien llega a la casa en coche, se encienden las luces del jardín y de la entrada de la casa para darle la bienvenida.

    -  Avisos inmediatos al móvil en caso de que se detecte una presencia no deseada en la casa o se detecte un incendio.

    -  Avisos inmediatos por corte de suministro eléctrico en casa. Porque, en el caso de que por cualquier razón se vaya la luz de la casa, la alarma deja de funcionar. El problema es que la dueña de la casa está tranquila pensando que tiene alarma conectada… pero realmente, mientras dure el corte eléctrico, no la tiene.
Por eso, la casa avisa cuando se produce un corte eléctrico para que al menos los dueños de la casa estén sobre aviso.

    -  En caso de que entre un ladrón, la casa se defiende por sí misma. Con la intención de disuadir al intruso, en cuanto entra, se encienden todas las luces y se mueven las persianas. Mientras tanto, es posible ver al ladrón desde las cámaras de seguridad.

    -  Como la casa pasa mucho tiempo desocupada, para despistar a los posibles ladrones es posible activar, desde cualquier lugar, la simulación de presencia. Así, las persianas se subirán por la mañana, las luces del salón y habitaciones se encenderán por la noche… dando sensación de que la casa está ocupada.

    -  Es posible el control remoto de toda la casa (escenas, iluminación, calefacción, persianas, alarma, videoportero, cámaras…) desde cualquier lugar mediante móvil, tablet o PC, a través de una única app de muy fácil usabilidad que hemos personalizado para nuestra clienta.

    -  Esta casa es tan confortable que, cuando está anocheciendo sólo hay que decir “Alexa, enciende la luz del salón” sin necesidad de levantarse del sofá ni de mover un dedo. O cuando están en la cama y ven que se les olvidó bajar la persiana sólo hay que pedírselo a Alexa sin salir de debajo de las sábanas…